Síndrome postvacacional: qué es y consejos para evitarlo

Síndrome postvacacional: qué es y consejos para evitarlo

Cuando terminan las vacaciones de verano cuesta volver al trabajo y la rutina habitual. Vuelven los horarios, terminan los días de desconexión e incluso el tiempo comienza a ser peor. Es normal que la vuelta al trabajo o la rutina cueste tras las vacaciones, pero en este artículo te vamos a dar algunos trucos para que sea lo más llevadera posible y puedas evitar el denominado síndrome postvacacional. Pero antes de descubrir los trucos para evitarlo vamos a conocer en qué consiste el propio síndrome.

  • Qué es el síndrome postvacacional

Sobre el síndrome postvacacional debes saber que se trata de un trastorno adaptativo que se produce tras el fracaso en el periodo de adaptación de un trabajador tras la vuelta a la vida activa tras las vacaciones.

Los principales síntomas son ansiedad, cansancio, tristeza, fobia social, desmotivación, irritabilidad o negatividad. Se trata de un trastorno bastante común que se puede evitar fácilmente con los trucos o consejos que veremos a continuación, pero que en algunos casos puede derivar a depresión postvacacional.

  • Consejos para evitar el síndrome postvacacional

  1. No vuelvas de golpe, hazlo de manera progresiva

El principal consejo a tener en cuenta a la hora de volver al trabajo tras las vacaciones o después de un periodo de ocio es que esta vuelta debe ser de manera progresiva. Esta es la única manera de evitar el estrés y la ansiedad. Así que debes prepararte mentalmente para la vuelta. Seguro que tendrás un montón de trabajo acumulado, pero no te tienes que preocupar. Debes priorizar y comenzar con las tareas más importantes para continuar por orden de importancia y urgencia.

  1. Lleva una alimentación saludable

La alimentación nos ayuda en muchos ámbitos de la vida y también en esta situación. En verano o en vacaciones en general todos descuidamos la alimentación porque pasamos más tiempo al aire libre, tenemos más antojos que nunca o nos gusta comer alimentos ricos cuando salimos a comer a un restaurante. Pues deberías hacer coincidir la vuelta al trabajo con volver a tu alimentación habitual. Así además de reducir los excesos del verano y esos kilos de más ayudarás a tu mente a pensar que las vacaciones ya han finalizado.

  1. Anticípate con los horarios

Trasnochar en una terraza, quedarse hasta tarde viendo la televisión, salir a disfrutar de un paseo a la luz de la luna… En vacaciones nos vamos a dormir más tarde que cuando se trabaja, esto es normal porque apetece hacer planes diferentes y aprovechar el frescor de las noches de verano. Pero para adaptar tu cuerpo a la vuelta a la rutina deberías anticiparte a los horarios. Es decir, unos días antes de que finalicen tus vacaciones vete a la cama a tu hora habitual como si tu vieras que madrugar. Tu cuerpo lo agradecerá el día que suene el despertador de verdad.

  1. Planifica tu agenda y ten claros todos tus horarios

Ya hemos dicho que para volver a la rutina es fundamental hacerlo de manera progresiva y preparando la mente. Pues bien, te será de gran ayuda planificar tu agenda, especialmente si tienes hijos pequeños o en edad escolar. Además, si tu vuelta coincide con el comienzo de las clases de septiembre este punto es fundamental para organizarte. Así que apunta los horarios de todos los miembros de la familia en una agenda.

  1. Pide ayuda si es necesario

Y el último punto es pedir ayuda a un especialista si es necesario. El síndrome postvacacional es más común de lo que parece. Suele durar entre dos o tres días y un par de semanas, pero en algunos casos puede derivar en depresión si se prolonga durante más de un mes. Por lo que no dudes en ningún momento en pedir ayuda. “La terapia se puede utilizar como apoyo ante dificultades concretas, pero también como vía de conocimiento personal. Y gracias a mi experiencia como psicóloga puede decir que se puede hacer frente a todas las todas las dificultades que se vayan interponiendo”, explican desde Vanessa Sanz Psicóloga, centro de psicología en Valladolid especialista en tratamientos y terapias de pareja, de familia y para la depresión.

En definitiva, el síndrome postvacacional es un trastorno que todos podemos sufrir tras las vacaciones. Podemos intentar afrontarlo preparados y de la mejor manera posible con los trucos de este artículo. Aunque si apreciamos que los síntomas persisten y la vuelta se hace muy difícil es el momento de pedir ayuda para cuidar la salud mental.