¿Qué es la rehabilitación oral?

¿Qué es la rehabilitación oral?

Tener una dentadura sana y perfecta, tiene beneficios importantes para la salud física y emocional como, por ejemplo que vuelves a sonreír, mejora la calidad de vida, recobras tu confianza y la seguridad para relacionarte con otras personas.

Los profesionales de Clínica Blanc aseguran que el objetivo de la Odontología es devolverte la funcionalidad y la estética de tu sonrisa.

Si al paciente le falta alguna pieza dental puede recurrir al tratamiento de la rehabilitación oral, ya que se encarga de la restauración inmediata de las piezas dentales para devolverle su función estética.

La rehabilitación oral se compone de un tratamiento integral a partir de prótesis fijas, removibles, oclusión, implantes dentales, coronas dentales o puentes.

Tipos de rehabilitación oral

Restauración unitaria

Esta restauración se aplica en pacientes que sólo han perdido un diente, debido a un traumatismo dentario o una enfermedad periodontal.

Restauraciones múltiples

Es necesario unos pocos implantes para sustituir un mayor número de dientes. Hay que insertar varios implantes sobre el hueso y colocar los pilares, para que soporte a la prótesis definitiva.

Una de sus ventajas es que es un tratamiento más económico, con respecto a otros tratamientos de implantología dental unitaria.

Restauraciones dentales completas

Es un tratamiento que se basa en sustituir todas las piezas dentales perdidas.
Existen dos variedades:

– Una parte de la prótesis se apoya sobre los implantes, mientras que el resto se apoya en la encía.

– La prótesis se encuentra sujeta a través de varios implantes.

 

Ventajas de la rehabilitación oral

Si recurres al tratamiento de rehabilitación tiene una serie de ventajas que son las siguientes:

-Volverás a masticar con normalidad.
-Impedir que otros dientes se desalineen.
-Mejora la calidad de vida.
-Recuperas la confianza para volver a sonreír.
-Mejora la autoestima.

 

Principales consecuencias de la pérdida de los dientes

Existen varias circunstancias que pueden causar la pérdida de piezas dentales, una de ella es la falta de higiene bucodental, que es la principal causa de la aparición de caries, estas pueden destruirlos y provocar la pérdida del diente.

Una mala higiene dental también suele ocasionar enfermedad periodontal, que puede ocasionar que el hueso que sostiene el diente se vea afectado, por lo que la pieza dental pierde su sostén y termina cayendo.

Otra causa es un traumatismo, que se produce por un golpe accidental. Hay ciertos hábitos que también pueden ocasionar la pérdida total o parcial de los dientes como el tabaco, el alcohol o la mala alimentación.

Es importante recuperar todos los dientes, ya que una dentadura incompleta o dañada provoca problemas en la salud dental que son:

Problemas de masticación

Al masticar y quedar una zona hueca por la pieza dental pérdida, esto puede ocasionar molestias, ya que los alimentos impactan con la encía. También el paciente tiende a masticar más por el otro lado, provocando un degaste de los dientes implicados.

Problemas digestivos

Los problemas de masticación pueden provocar problemas digestivos.

Pérdida de hueso

Otra de las consecuencias negativas de la pérdida de un diente ,es el riesgo de atrofia del hueso que lo soportaba debido al desuso.

Dificultad la higiene dental

La falta de piezas hacen que los dientes adyacentes tiendan a moverse para ocupar el hueco que ha quedado libre, esto puede ocasionar que al quedar contactos interdentales favorecen la retención de alimentos, por lo que aumenta el riesgo de aparición de sarro, caries, fracturas, sangrado, inflamación de encías y periodontitis.

Dificultades de pronunciación

La falta de dientes pueden provocar dificultades a la hora de pronunciar y dolores de cabeza persistentes.

Problemas de autoestima

Los pacientes con ausencia de piezas dentales no quieren sonreír o se tapan la boca, por lo que ocasiona problemas de autoestima.

Consejos para prevenir la caída de dientes

Para evitar la caída de piezas dentales hay que seguir una serie de recomendaciones que son las siguientes:

Una adecuada higiene bucodental

Para tener una buena higiene bucodental, debes cepillarse los dientes al menos dos veces al día con pasta dentífrica fluorada, usar cepillo interdental o seda dental, limpiar la lengua y cambiar el cepillo cada tres meses.

Evitar los azúcares

Para prevenir la caída de dientes hay que evitar los azúcares y debes ingerir alimentos con calcio. También es importante evitar malos hábitos, como morderse las uñas y fumar.

Revisiones con el dentista

El Consejo General de Colegios Oficiales de Dentistas informa que una visita al dentista periódica (al menos, una vez al año) es una buena manera de prevenir la caída dentaria.

La falta de piezas dentales pueden tener consecuencias graves que repercuten en la salud del paciente, acude al dentista para conseguir una dentadura sana.