La solución a la depresión, la ansiedad o el estrés la podemos encontrar sin salir de casa

La solución a la depresión, la ansiedad o el estrés la podemos encontrar sin salir de casa

Dicen que el trabajo dignifica y, desde luego, no vamos a ser nosotros quienes lo nieguen. Se trata de una cuestión que está fuera de toda duda. Disponer de un empleo nos permite darle más sentido si cabe a nuestra vida, obtener una fuente de ingresos para afrontar todos los gastos que se deriven de nuestra rutina diaria y, además, encontrar una manera de tener la mente ocupada y desarrollarnos como profesionales, pero también como personas. El trabajo es una parte muy importante de nuestra vida y nadie tiene los suficientes argumentos para negarlo.

Ahora bien: son muchas las ocasiones en las que la actividad que desempeñamos supone un verdadero problema para nosotros y nosotras. A nadie le cabe la menor duda de que es esto lo que está detrás de grandes problemas de índole personal como la ansiedad o el estrés, asuntos que se han recrudecido como consecuencia de la llegada de una sociedad como la actual, tan competitiva y en la que prima, por encima de todo, algo como lo es la inmediatez. Son muchas las personas que sufren ansiedad, depresión o estrés a causa del trabajo y la tendencia no es precisamente alentadora, porque el número de casos sigue creciendo.

La página web Forbes.es indicaba un total de diez signos de que una persona padece este tipo de problemas en el desarrollo habitual de su actividad.

  • Si tienes problemas para dormir, probablemente sea a causa de tu trabajo.
  • Cuando tu musculatura se mantiene tensa.
  • Si te das cuenta de que hay miedos que asumes y que antes no tenías.
  • Cuando muestras tendencias compulsivas durante tu jornada laboral.
  • Cuando muestras tener fobia social.
  • El desorden alimenticio es una de las grandes muestras de que padeces ansiedad a causa del trabajo. Y es que, en muchas ocasiones, la falta de tiempo nos obliga a comer en un santiamén, no adquiriendo todos los alimentos que son necesarios para que el cuerpo recupere toda su energía.
  • El perfeccionismo llevado al extremo es otra de las grandes características de la ansiedad en el trabajo.
  • La inseguridad es, en muchas personas, el signo más evidente de la ansiedad.
  • Cuando demuestras ser maniático, irritable o estés sensible con tus compañeros o compañeras de trabajo.
  • Cuando solo piensas en cosas desagradables.

Otro artículo, esta vez publicado en la página web Pymes y Autónomos, indicaba cómo afecta la ansiedad o la depresión en la productividad de los trabajadores en el seno de una empresa indicando, entre otras, las siguientes cuestiones:

  • Estos problemas terminan por bloquear al trabajador, que necesita un mayor esfuerzo para concentrarse, lo que limita la rapidez con la que ejecuta sus tareas.
  • Hay una falta de concentración que hace que se aumente el número de errores cometidos por el trabajador en el transcurso de su jornada laboral.
  • Finalmente, y como consecuencia de ese segundo punto, hay un mayor miedo del empleado a perder su puesto de trabajo. Y más todavía si la situación económica que engloba al país, tal y como sucede ahora, no es la mejor.

Problemas como el estrés, la ansiedad o la depresión se han recrudecido en los últimos meses a causa de las continuas malas noticias que nos está dejando el coronavirus, pero la solución existe y la podemos encontrar sin ni siquiera tener que salir de casa. Los profesionales de Terapia Psi nos han indicado que la posibilidad de una terapia a través de una videollamada es algo que demanda cada día un volumen mayor de gente y que se ha convertido en una de las grandes maneras que ha encontrado la población de vencer esos problemas de los que estamos hablando.

Remedios que tenemos que tomar con celeridad

Ahora que está tan de moda hablar de alguien que es asintomático, os comentaremos que también en lo que tiene que ver con la salud mental hay personas a las que podríamos considerar como asintomáticas puesto que presentan problemas psicológicos pero no son conscientes de ello. Este es un asunto grave y contra el que tenemos que poner todos los medios a nuestro alcance. Sufrir ansiedad, estrés o depresión y no saberlo presenta el riesgo de que esos problemas se agraven con el paso del tiempo si no se tratan a tiempo.

Son muchas las personas que están pasando por malos momentos desde el punto de vista económico, social, laboral o personal a causa de las condiciones en las que tenemos que vivir desde que el coronavirus atacara a la sociedad española. Está claro que nos tenemos que acostumbrar a estas nuevas condiciones de vida, al menos durante los próximos meses, pero no tenemos por qué resignarnos a sufrir todas esas consecuencias psicológicas que han aparecido asociadas al virus. La solución, como ya os hemos comentado, existe. Y la tenemos a un solo clic.