La pizarra y sus beneficios

La pizarra y sus beneficios

La pizarra es el mejor material para cubrir un tejado. Pensemos que para la rehabilitación de muchos tejados, se suele acudir a este material. Lo mejor es optar por la pizarra natural, una opción inmejorable debido a:

Durabilidad

De entre las cualidades que más se aprecian de la pizarra es la durabilidad. En el caso de que pensemos en desembolsar el dinero para la rehabilitación de la cubierta de pizarra, asegurando de esta forma que pueda durar bastantes más años y que otros materiales artificiales.

Las cubiertas de pizarra aguantan la totalidad de los climas, caso de la humedad, calor, frío, nieve, viento y va a permanecer inalterable en las propiedades a nivel técnico frente al polvo u otros elementos como el salitre.

La buena colocación va a influir en la durabilidad del tejado, por lo que se suele contratar siempre una empresa que tenga grandes conocimientos en materia formal y especializado que den garantías. No olvidemos que la vida útil que tiene la pizarra es de unos dos siglos y que si se coloca bien en el tejado podrá durar hasta un siglo sin que necesite mantenimiento.

Aislamiento

En el hogar no se quiere tener calor en época veraniega, ni frío en el invierno. Todo esto hace que sea fundamental que el material de construcción utilizado impida que pase la temperatura del exterior al interior. La pizarra va a ser un magnífico aislante.

Dependiendo de la resistencia térmica, esto va a destacar sobre los materiales con los que se terminará cubriendo, los cuáles van desde las tejas de cerámica, las que tienen al hormigón como material, el fibro cemento o las cubiertas de material metálico.

No olvidemos que cuenta con el coeficiente de transmisión térmica más reducido que el resto de los materiales. Tampoco hay que olvidar que en la instalación habitual se coloca la pizarra sobre un doble enrastrelado que tiene cámara de aire y materiales aislante de tal forma que se reduzca la conductividad en materia térmica.

Clima y cultura

En el caso de la pizarra como material para el campo de la arquitectura, parece claro que es parte intrínseca de nuestra cultura, como dicen Pizarras y Derivados. Hablamos de una roca que es de lo más común en la geografía del noroeste peninsular que ayuda a una buena adaptación al paisaje de la zona.

Cuenta con una gran resistencia al granizo o las heladas, donde el valor de absorción de agua está bastante por debajo de otra serie de materiales. No olvidemos que frente a la lluvia y la nieve el comportamiento de la pizarra es muy bueno, puesto que es un material impermeable, que no tiene porosidad y tampoco llega a formar barrera de vapor. Todo esto hace que sea ideal para las zonas que son llamadas de alta montaña como los Pirineos.

Calidad

No existe un material mejor, en especial para las cubiertas inclinadas, que la propia pizarra. La de nuestro país viene de la zona del Bierzo o de la parte suroeste de Ourense.

Nuestro país es el primer productor de pizarra en todo el planeta. Hablamos de una piedra que pasa por una serie de controles que sin lugar a dudas es garantía de un buen estándar en materia de calidad. No olvidemos que desde el 2006 la Unión Europea establece unos estándares que son obligatorios.

Los ensayos que se hacen en los laboratorios lo que hacen es concretar los requisitos que se demandan a la pizarra, como es el espesor, la absorción de agua, la propia resistencia a los cambios de temperatura o la resistencia a la exposición al dióxido de azufre, al fuego, etc.

Una vez hemos dicho esto, queda claro que la pizarra no solo es un material que no se ha pasado de moda, continúa más vigente que nunca, puesto que es de un atractivo estético que no debemos dejar de lado. Por todo ello, es un material que se sigue utilizando con gran profusión, pues en los climas de montaña es donde se notan sus positivos efectos, no solo en lo estético, también respecto a la temperatura, algo que es muy valorado.

Ahora te toca elegir a ti, aunque en España tenemos suerte, pues tenemos tanto buen material como empresas de suficiente nivel como para ser tenidas en cuenta. Si te ha parecido interesante y quieres compartirlo con tus amigos o familiares, ya sabes, la pizarra merece la pena que se la valore como es debido, un auténtico regalo de la naturaleza de lo más beneficioso.