Haz un esfuerzo por salir de casa y ve a conocer Albacete

Haz un esfuerzo por salir de casa y ve a conocer Albacete

A todos nos gusta estar en la tranquilidad de nuestro hogar, sentados en ese sofá tan cómodo que nos hemos comprado y poder disfrutar de nuestra familia y amigos sin necesidad de tener que salir de casa y es que si queremos visitar una ciudad, con poner en la tele algún canal en el que echen destinos bonitos, para nosotros será un gran momento de relajación, de disfrute y también de realizar un viaje relajado mientras nos bebemos una cerveza o picamos algo. Sin embargo, también es igual de cierto que no es lo mismo ver un lugar en la tele que poder ir en persona a visitarlo, es por ello por lo que en post de hoy os recomendamos que hagáis un esfuerzo y que os levantéis con nosotros del sofá para ir a visitar una de las ciudades más desconocidas de nuestra geografía. Os hablamos en concreto de la ciudad de Albacete, una de las urbes más bonitas que pueblan nuestra tierra y en la que se esconden muchos de los lugares más icónicos de toda la comunidad de Castilla-La Mancha.

Albacete es una ciudad que cuenta con algo más de 170.000 habitantes y es la capital de la provincia homónima. Situada a algo más de 600 metros de altitud sobre el nivel del mar, el Nueva York de la Mancha, como se le conoce, es una de las ciudades más bonitas de toda la comunidad castellano manchega. La ciudad, además, combina una oferta cultural destacada con un ambiente callejero inmejorable, lo que la hace muy atractiva para todo aquel visitante que se acerca hasta ella. 

El Pasaje de Lodares es técnicamente una galería comercial y residencial con cubierta de hierro y vidrio, y columnas de estilo de renacentista. Se trata de uno de los lugares más visitados y al que muchos de nosotros llegamos sin saber como, puesto que está en mitad de una de las calles peatonales. Además, sentimentalmente es el rinconcito más querido y apreciado por los albaceteños, algo que no es para menos, ya que, a imagen y semejanza de las galerías italianas, este edificio es seguramente el más bonito de toda la ciudad y, por tanto, el orgullo de todos los vecinos. 

No obstante, si lo que nos gusta es, después de muchas horas viendo canales de deportes, poder poner en práctica nuestros conocimientos adquiridos en la tele, siempre podemos salir unos pocos kilómetros de la ciudad para dar rienda suelta a nuestra calidad. Para ello, uno de los deportes más conocidos de la zona es la caza, un deporte que podemos practicar en el Cortijo el Sapillo ya que la finca tiene un Plan Técnico de Caza aprobado por la Consejería de Medio Ambiente de la Delegación Provincial de Albacete que nos hará disfrutar de una de nuestras aficiones. Una instalación que además nos permitirá poder desplazarnos en pocos minutos hasta la capital provincial para poder seguir disfrutando de las bondades que esconde.

Una de las bondades mejor conservadas es la biblioteca de los Depósitos del Sol, un enclave que se encuentra situado en el barrio de Carretas, a muy pocos metros del centro, y que destaca por una gran cúpula azul, la cual, en su interior alberga un tesoro arquitectónico repleto de libros y cultura. Esto es algo que convierte a esta biblioteca en un espacio que da gusto observar en silencio, sobre todo, si conocemos su historia y es que este lugar de cultura y libros fue construido en 1921 con otro propósito muy diferente al uso que se le da en la actualidad. Fue la necesidad de llevar agua potable a la ciudad la que hizo realidad una construcción que se decidió recuperar en el año 2011 para que hoy en día rebose de vida con los aficionados a la lectura y estudiantes que acuden a ella cada día.

Albacete, la ciudad de los cuchillos

La industria de la cuchillería en nuestro país lleva el nombre de Albacete y es que aquí salen las piezas más famosas que después usamos en las mesas de todo el mundo, es por ello por lo que, entendida la importancia que tiene la cuchillería en la ciudad es normal que tenga un museo propio. Se trata de un museo ubicado en un palacete de principios del siglo XX, la Casa del Hortelano, en el que además de recorrer la historia de la cuchillería a lo largo de los siglos, podemos ver piezas espectaculares y curiosas.