El triángulo mágico del carnaval de Ourense es una gran recomendación para disfrutar

El triángulo mágico del carnaval de Ourense es una gran recomendación para disfrutar

Ourense es, con diferencia, la provincia más desconocida de Galicia y es que a pesar de contar con innumerables bondades y atracciones turísticas, quizá por ser la única de interior es la que menos se conoce. Sin embargo, todas aquellas personas que en un momento dado se deciden a visitar la ciudad de As Burgas o su provincia, se quedan prendadas de ella y es que, como os decimos, Ourense es mucho más que la tercera ciudad de Galicia. No en vano, Ourense viene de Auriensis, la ciudad del oro, por lo que ya os podéis hacer una idea de lo que allí nos encontraremos. Además, la capital también presume de ser la capital termal de España y la segunda de Europa por caudal termal por minuto, tan solo por detrás de Budapest. Pero no solo eso, sino que los paisajes naturales impresionantes como el Cañón del Sil nos dejarán con la boca abierta y, por supuesto, con ganas de volver a pisar esta provincia tan desconocida pero que tanto tiene para ofrecernos.

No obstante, si existe una fiesta que atrae a miles de visitantes cada año, estos son los carnavales, así que en las siguientes líneas os explicaremos en que consiste esta tradición que cada año engancha a más gente. Xinzo de Limia, Laza y Verín, estas tres localidades ourensanas son las realmente más importantes en los carnavales de la provincia, por ello, quédate con sus nombres. Y es que estos tres municipios ourensanos conforman el denominado «triángulo máxico» del Entroido, el carnaval rural más antiguo por España y la gran fiesta de la provincia de Ourense, declarada, como no podía ser de otro modo, Fiesta de Interés Turístico Nacional en las tres localidades, pero la declaración no queda ahí y es que uno de ellos, el de Xinzo, también ha sido declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Unas condecoraciones que se le dan a unas fiestas que son mezcla de antiguas tradiciones con desfiles y concursos para sazonar casi un mes, o más, de diversión garantizada. Y es que el carnaval de Xinzo de Limia dura cinco semanas, siendo, además, el más largo de toda España. Por este motivo, todas aquellas personas que se acerquen a esta villa ourensana han de ir provistas de varios disfraces y es que la fiesta es muy larga y siempre se necesitan recambios para poder aguantar. Es por ello que si vosotros os queréis meter en materia pero no dejaros el sueldo, nosotros os recomendamos que recurráis a Ideal Fiestas, donde encontraréis una amplia gama de disfraces al mejor precio, pero no solo eso, sino que como cuentan con tienda online siempre podrás comprar desde la comodidad de tu casa para llegar a Xinzo y disfrutar del Entroido sin perder un solo segundo.

Pero, como os decimos, el “triángulo máxico” no solo se limita a Xinzo, dado que cada año Laza se viste de gala para recibir al Entroido más antiguo de Galicia. Del jueves de Comadres al martes de Carnaval, en este pequeño municipio de 1.500 habitantes se celebran diversos desfiles con carrozas de todo tipo, aunque es el lunes de Entroido o lunes borralleiro, el día más especial porque tiene lugar una singular batalla: la farrapada, una «guerra» de trapos llenos de barro. También es el lunes cuando aparece la Morena, un vecino vestido con una máscara postiza de toro en madera y una manta y «ataca» a las mujeres, mientras sus compañeros arrojan hormigas vivas al público. El último día de la fiesta se realiza la lectura de un testamento, el Testamento del Burro, que cuenta lo ocurrido en el municipio durante el último año.

El peliqueiro es el rey absoluto de la fiesta en Laza. Es también una máscara, una careta de madera de abedul que se completa con una mitra con motivos animales y unos pompones. El traje está compuesto por chaqueta, pantalón y zamarra, además de una camisa blanca y una faja roja por encima de los calzones. Como accesorio, los peliqueiros llevan unos «chocos», cencerros que pesan alrededor de kilo y medio cada uno, colgados de un cinturón y que suenan cuando el peliqueiro corre, además de una fusta que no dudan en utilizarla si así lo creen conveniente.

Se calcula que cada Entroido salen a las calles de Laza unos ciento cincuenta peliqueiros. ¿El origen? Se dice que pueden representar a los antiguos cobradores de los condes, que ejercían su mando en la localidad en el siglo XVI. Otras teorías los emparentan con la prehistoria, en la que estos personajes se encargarían de favorecer la naturaleza y la relación del ser humano con ella.

Los cigarróns de Verín

El Entroido de Verín gira en torno a la figura de los cigarróns, que hacen su aparición el domingo Corredoiro. Se trata de la máscara más característica de toda la comarca de Monterrei y el valle de Verín.

Es una careta de palo tallada en madera y pintada de tal modo que resaltan las cejas, las mejillas, el bigote y una gran sonrisa sarcástica, y que corona una mitra con motivos vegetales y animales. Una piel de animal (en la actualidad de fibras sintéticas) a la espalda completa la máscara. Camisa blanca, corbata de diferentes colores y una chaqueta corta de seda con galones conforman la parte de arriba del traje. Unos calzones con unas medias, preferiblemente en tonos verdes o rojos, y zapatos negros completan el atuendo. Los cigarróns, al igual que los peliqueiros, portan un cinturón con seis ‘chocas’ que suenan cuando se mueven, así como una fusta para azotar a aquellos que no se porten como ellos consideran.