Del sillón de tu casa al sillón del dentista

Del sillón de tu casa al sillón del dentista

Ya sabes que en este blog somos muy fans del sillón. Pero no solo del que tenemos en casa y desde el que vemos en la televisión nuestras series y películas favoritas. Ahora bien, no solo tenemos que preocuparnos de este, hay más sillones. Por ejemplo el del dentista, y ese nos tiene que gustar también porque es bueno. Una visita previa a una clínica dental nos puede servir para evitar posibles enfermedades y problemas de salud bucodental. 

Así que vamos a dar el salto y nos movemos del sillón de casa al de la clínica. En este caso al de la clínica dental Plaza Prosperidad que nos van a contar los tratamientos más modernos que puedes encontrar ahora mismo. Así que siéntate y relájate porque sabes que estás en buenas manos. Atrás quedan esos días cuando nos daba miedo ir al dentista porque nos harían daño. Recuerdo que nos agarrábamos al sillón como si nos fueran a hacer cualquier tipo de tortura, pues bien, ahora mismo eso ya no pasa nada.

Los implantes

Toda persona que haya perdido una, varias o todas sus piezas dentales y quiera evitar el desgaste de sus dientes adyacentes sanos es apta para llevar implantes dentales. También aquellos pacientes que usan una prótesis de quita y pon o con ganchos metálicos antiestéticos. ¿Y duele ponerse estos implantes? No, los implantes dentales no duelen en absoluto. Sin embargo, se puede realizar el tratamiento bajo sedación consciente o anestesia general en aquellos pacientes más temerosos. Además, en esta clínica disponen de las últimas tecnologías, con las que pueden colocar los implantes dentales mediante cirugía guiada, es decir, sin desprender la encía y sin dar puntos.

La ortodoncia

Todos conocemos la famosa ortodoncia. Algo que era un suplicio hace años pero que ahora se ha convertido en un complemento más de nuestro cuerpo. Es más, hasta muchas personas de la generación de los 80 se lo pone ahora para mejorar su imagen. Pues bien, podemos encontrar varios modelos.

En primer lugar tenemos los brackets convencionales metálicos. En este caso se trata de aparatos fijos fabricados en metal. Entre sus ventajas encontramos la eficacia en la mayoría de los problemas dentales, ya que ejercen presión en cada una de las piezas dentales y corrigen los problemas de mordida y alineamiento; así como su asequibilidad.

Luego también tenemos los brackets de autoligado. También conocidos como sistema Damon, esta ortodoncia es muy similar a los brackets convencionales, pero tiene menos fricción. Esto quiere decir que los resultados serán más rápidos. Además, son más cómodos para el paciente, porque suelen necesitar menos aditamentos y menos tiempo de consulta del ortodoncista.

Por último, la ortodoncia invisible o sistema Invisalign consiste en unas fundas removibles transparentes que el paciente se cambia cada 10-15 días y que van moviendo las piezas dentales según una planificación virtual.

 

Periodoncia

La periodoncia tiene como objetivo sanar dolencias tan extendidas como la gingivitis y la periodontitis, y que se puedan mantenerse controladas a largo plazo. En la mayoría de los casos, estas patologías se desarrollan por seguir una inadecuada higiene bucodental diaria. Existen también personas con un mayor riesgo a padecer problemas en las encías, como los pacientes diabéticos, mujeres embarazadas y los fumadores.

Endodoncia

Te sientes en el sillón del dentista porque te va a hacer una endodoncia. ¿Te tienes que preocupar? Pues no, te debes preocupar de cómo has llegado hasta ahí. Ya que esta es una de las últimas opciones cuando tenemos serios problemas de salud bucodental. Por lo tanto tienes que preocuparte de no llegar a este momento.

Una vez que ya estás en el sillón, el endodoncista hace una apertura en la corona, elimina la caries y limpia la pulpa desde la cámara hasta las raíces. Esto último lo hace para conformar un espacio para su posterior sellado. El siguiente paso del tratamiento de endodoncia es rellenar los conductos de las raíces con un material biocompatible, que se coloca junto con un cemento especial para asegurar un buen sellado. Por último, se coloca una corona o alguna otra restauración para proteger el diente y así recuperar su funcionalidad.

Estas son algunos de los tratamientos que te pueden hacer en el sillón del dentista. Gracias a las nuevas tecnologías ahora es mucho más fácil tener una sonrisa perfecta, aunque es cierto que la mejor manera sigue siendo la prevención. Por este motivo te recomendamos que te levantes del sillón y no dudes en lavarte los dientes al menos tres veces al día.