Los toldos, un producto destacado para descansar en verano

Los toldos, un producto destacado para descansar en verano

A todos nos ha pasado que llegan los meses de verano y el calor y nos amarga salir de casa porque tan solo con dar dos pasos ya estamos sudando, pero, del mismo modo, si nos quedamos en casa también nos entra el sol por las ventanas o por la terraza y nuestro hogar parece un horno. Este, lo queramos o no, es uno de los problemas más habituales del verano y es que da igual donde estemos que a bien seguro nos asaremos de calor.

Sin embargo, lo cierto es que con un poco de ingenio y sin levantarnos del sofá podemos poner remedio a este sufrimiento que cada mes de junio y sin avisar llega a nuestras casas. Para ello, tan solo necesitaremos contar con unos buenos toldos en las ventanas o en la terraza de nuestro hogar que nos aísle o por lo menos nos proteja de las altas temperaturas del sol. En este sentido, a lo largo de las próximas líneas os queremos acercar un poco más a este tipo de elementos que, aunque en muchas ocasiones parecen inservibles, la realidad es que nos protegen mucho más de lo que realmente creemos.

Hoy en día podemos encontrar varios tipos de toldos, casi que podríamos decir que hay un modelo para cada una de las necesidades que tengamos y es que cada casa es un mundo, así como su orientación, el tamaño de las ventanas o de las terrazas… En definitiva, lo cierto es que existen decenas de variables que hacen que cada uno de los toldos sea prácticamente único. Así, entre los toldos más habituales que nos podemos encontrar en nuestro día a día, destacamos los siguientes:

  • Toldo plano o pérgola. Los toldos planos permitirán cubrir terrazas, azoteas, patios o espacios más amplios. Para ello se instalan unas guías por las cuales se deslizará la lona. Contarán además con unas poleas situadas en la propia terraza, para poder abrir y cerrar el todo con apenas esfuerzo.
  • Toldo estor o vertical sencillo. Este modelo lleva en su exterior el clásico estor que se usa a modo de persiana. Cuenta con dos brazos perpendiculares a la barandilla que permiten su subida y bajada. Es idóneo para mantener la temperatura en el interior de la casa y garantizar la intimidad dentro de la misma. Además, al contar con una estructura tan sencilla, permite un efectivo mantenimiento de su mecanismo.
  • Toldo extensible o articulado. Posee brazos en abanico, abriendo de esta manera. Es común verlos sobre las puertas de los locales comerciales o sobre las ventanas. Una vez cerrados, los brazos quedan recogidos bajo la lona, consiguiendo de esta manera aumentar la durabilidad de los mismos.
  • Toldo punto recto. Es el tipo de toldo que se utiliza para comercios y establecimientos de hostelería. Para ello dos brazos frontales en el ancho de la terraza o escaparate permitiendo de esta manera un uso de forma sencilla. Es el toldo más usado y efectivo debido a que la realización está realizado para aguantar todo tipo de inclemencias meteorológicas.
  • Toldo cofre. Se denomina de esta manera ya que posee un cajón en el que guardará tanto el toldo como los brazos. También es idóneo para el exterior debido a su durabilidad.

No obstante, antes de instalar cualquier tipo de todo en vuestras viviendas, nosotros os recomendamos que os asesoréis y preguntéis en vuestra comunidad de vecinos e incluso en el consistorio de vuestra ciudad si podéis instalarlo en la fachada de vuestra vivienda y es que en algunos casos esto no es posible. Os decimos esto para que no os ocurra lo mismo que a los ciudadanos que sufrieron la famosa venganza de Tristán, el jubilado que denunció a 800 vecinos de Salamanca por llevar a cabo cerramientos en sus viviendas. Además, si vosotros estáis pensando en instalar un toldo en vuestra casa, nosotros os recomendamos siempre que contéis con la ayuda de profesionales del sector. En este sentido, Rolltec es vuestra compañía de confianza y es que ellos son expertos en esta materia y os asesorarán acerca de cual es la mejor opción para cada una de vuestras ventanas o terrazas, por lo que contando con ellos tendréis el éxito prácticamente asegurado.

¿Cuáles son las ventajas de usar un buen toldo?

La instalación de un toldo en una vivienda cuenta con varias ventajas, entre las que destacan:

  • Te permite disfrutar más de tu terraza o jardín, al resguardo del sol.
  • Te permite regular la temperatura del interior de tu hogar para disfrutar de un mayor bienestar.
  • Conlleva un ahorro de energía, ya que la fachada no soportará temperaturas tan altas y no necesitarás tanto gasto en climatización. Puedes ahorrar hasta un 80% en el consumo de climatizadores.
  • Existe una gran variedad de modelos con diferentes colores de telas y medidas, que se adaptan a distintos espacios, ya sean ventanas, balcones o porches.