¿Cómo cambiar la cuerda de una persiana?

¿Cómo cambiar la cuerda de una persiana?

Antes o después sucede que se rompe la cuerda de la persiana. En este caso, cuando se quiere tornar a subir o bajar la persiana es necesario arreglarla cuanto antes mejor.

Vamos a contártelo:

Lo primero que hay que hacer es bajar la persiana hasta abajo, en el caso de que la cuerda esté rota, lo más seguro es que esté bajada por completo. En el caso de que no sea así lo deberás hacer.

Después debes abrir la tapa del cajón del registro que se situarán en la zona de arriba de la ventana. Cuando lo destapes vas a ver un tubo metálico que se llama eje, el cual está apoyado en los laterales sobre las dos ruedas de plástico o metan. En el centro del eje existen unos tirantes metálicos que son los que se encargan de unir la persiana al eje, permitiendo que se pueda enrollar sobre el mismo.

Luego se sueltan los tirantes del eje. Hay que tirar de la cinta de la persiana para bajo para que se pueda desenroscar y así soltarse en su totalidad del disco superior que se encuentra unido al eje y extraerlo.

Luego se procede a desatornillar el recogedor de la cuerda que se encuentra en el extremo inferior y procede a sacarlo de la posición en la que se encuentra. Debes quitar la cuerda vieja y soltarla del tornillo que lo que hace es sujetarlo al disco del recogedor.

Toma la cuerda nueva y lo que debes hacer es un agujero en uno de los extremos para engancharlo al disco del recogedor. Después se gira el disco del recogedor, donde le daremos del orden de cinco a siete vueltas, para que se tense.

Se pasa la cuerda por el agujero del propio recogedor, donde se enganchará al tornillo del disco del recogedor y este pasará por el agujero de la propia cuerda, para irse enrollando progresivamente la cinta al disco.

A veces hay que tener cuidado

Hay que tener precaución, porque cuando se suelta todo de una sola vez, nos podemos hacer daño, pues el cable está tensionado.  La nueva cuerda se enroca alrededor del propio disco, hasta que termine de hacer la totalidad del recorrido de las vueltas que le hayas dado, y deberá volver a la posición de inicio.

Una vez hecho esto, hay que colocar el recogedor en su sitio y de nuevo se atornillará en la pared. Para ello toma la cuerda y se pasa en la búsqueda de la posición buena por el pasacintas de la parte superior.

Después, se engancha la cuerda al disco lateral superior sobre el que va a poder descansar el eje, Para ello sacamos la cuerda del recogedor y se hace un nudo próximo al mismo para que pueda quedar suelta. Se coloca el eje en el sitio y se gira de tal manera que la cuerda se enrolle sobre el disco lateral.

Se fijan de nuevo los tirantes de la persiana al mismo eje. Se quita el nudo hecho a la parte inferior de la cinta y tiramos de ella para ver si la persiana está girando bien y sube o baja de manera adecuada. En el caso de que le cueste algo se puede aplicar algo de grasa o un lubricante para que se mueva mejor.

Llegará un momento en el que todo va a funcionar perfecto. Aquí ya solo hay que colocar nuevamente la tapa del cajón y estará la cuerda de la persiana montada.

¿Cómo se calcula la medida de la cuerda de una persiana?

Como nos aseguran desde Cuerdas Valero, en base a su experiencia con los clientes, muchas veces hay dudas cuando se sustituye una persiana sobre la longitud de la cinta nueva para que el mecanismo funcione bien.

El cálculo se puede hacer de varias maneras.

La más fácil es la medida de la longitud de la cuerda vieja y que la nueva se ponga con idéntica medida.

Otra de las maneras es con la medida de la distancia existente desde donde sale la cuerda en la parte superior, hasta la parte del recogedor en la que entra la cuerda, multiplicando la distancia por cuatro. Así se puede obtener la mejor medida para la propia cuerda de la persiana.

Ya has podido ver, que el cambio de correa de la persiana es bastante sencillo y se puede hacer sin que media un profesional. Así que si la correa de tu persiana tiene daños, ya sabes cómo ponerle remedio.

Esperamos haberte servido de ayuda, pues estas averías como ves se pueden solucionar siguiendo una serie de pasos. ¡Suerte con ello!