Si has oído hablar del síndrome de la clase turista, no te resultará tan extraño que algo parecido le pueda ocurrir a alguien que pase muchas horas sentado en la misma postura por el trabajo o por su forma de ocio.

Lo normal, si nada en el espacio limita nuestros movimientos, es que cambiemos de postura regularmente y nos levantemos de vez en cuando. Aun así, es conveniente que te observes detenidamente en estas situaciones para mantener una buena higiene postural y eliminar maloshábitos.

Consejos que debes seguir para evitar malestares y lesiones futuras.

El principal peligro del sedentarismo es la mala circulación. Al pasar tanto tiempo sentado, el cuerpo deja de sentir estimulación externa y la

Hoy en día son muchos los decoradores e interioristas que se basan en el feng shui para lograr una estética equilibrada y que aporte serenidad a los hogares y demás espacios, pero pocos conocen realmente cuál es su origen y significado

El feng shui no es una guía de decoración de interiores, sino una doctrina oriental basada en el taoísmo, filosofía china cuyo nombre significa ‘vía’ o ‘camino’. Por su parte, el feng shui significa literalmente ‘viento y agua’. Ambas tienen como objetivo mejorar la calidad de vida, por lo que esta técnica, tan extendida por las revistas de decoración,tiene como meta cambiar y mejorar nuestra existencia. Para ello, el feng shui combina los cinco elementos o wu xing (fuego, tierra, agua, madera y metal) y la idea del ying yang u opuestos que dan variedad a la vida.

Aplicado al hogar, el feng shui trata de hallar la armonía en la decoración, utilizando el viento y el agua como base vital para sanar el cuerpo y el alma, con la intención de obtener un campo energético positivo que nos ayude a atraer las buenas energías que nos traigan suerte.

No sabemos si seremos más afortunados en la vida gracias al feng shui, pero lo cierto es que pensamos que aplicar sus principios hace del hogar un espacio agradable y acogedor.

¿Qué opinas tú?