El ritmo de vida que llevamos y el mundo que tenemos, tan complicado, con tantos conflictos a nivel político, sociológico, familiar, medioambiental, la economía… Requiere una búsqueda de la paz y armonía interior que no es fácil de encontrar, pero que es alcanzable y muy necesaria. Y esta armonía interior tiene que ver también con la armonía en relación a personas con las que convives, con los colegas del trabajo, los vecinos de escalera, la familia y, muy importante, tu pareja. Existen herramientas que pueden ayudarte.