Actualmente los coches clásicos están viviendo una segunda juventud, ya que gracias al estilo retro que se lleva hoy en día, vuelven a estar más de moda que nunca. Para el sector del automóvil esto ha representado nuevas vías de desarrollo, como la apertura de nuevas líneas de producto por parte de los fabricantes para cubrir la demanda de accesorios, dedicados únicamente a los clásicos. Esto a su vez ha animado a más gente a aficionarse a la restauración de este tipo de vehículos para dejarlos en un mejor estado y, coleccionarlos o venderlos y así hacer negocio.