Decir que todos los españoles nos hemos tenido que quedar en casa durante mucho tiempo es quedarse corto porque no hablamos solo de nuestro país, hablamos de muchísimos países: Italia, Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Ecuador, China, Corea del Sur, Dinamarca, Bélgica, Noruega… Y está claro que el confinamiento de todos los ciudadanos es necesario, eso no es cuestionable, pero también está claro, y es indudable, que es muy duro, por muchas cosas.
Da igual si estás acabando la primaria, la secundaria o la Universidad porque el típico viaje de fin de curso es lo que más ilusión hace a cualquier estudiante. Bueno, tal vez la idea de acabar de estudiar ya de una vez por todas también hace ilusión, aunque si luego te pones a pensar en un postgrado, un máster o un doctorado te das cuenta de que eso de acabar la universidad (la carrera) está sobrevalorado.
Hay quien se pone a hacer ejercicio como un loco y olvida su alimentación pensando que puede comer igual tanto si hace ejercicio como si no. Hay quien cambia su alimentación, de manera equivocada, pensando que comprando productos light va a conseguir bajar de peso. Y hay quien decide hacer las cosas bien iniciando un ejercicio adecuado a sus necesidades y estado físico mientras cambia su errónea alimentación por una más sana. Definitivamente la última opción es la acertada, pero no todos sabemos de qué tipo de alimentación hablamos: Real Food, o comida real como diríamos aquí.