No, no te estamos diciendo que te compres una paletilla de jamón ibérico y le pongas a tu vera para ver la televisión o practicar lo que más nos gusta: el sillonball. Lo que te estamos diciendo es que si eres aficionado a estar en el sofá y hacer poco ejercicio, pues no te tienes que preocupar si te gusta mucho el jamón, porque puede ser tu mejor amigo para regular muchos aspectos de tu organismo. Y es que este alimento tiene muchos nutrientes y es muy aconsejable para mantenerse en forma.
Ya sabes que aquí somos fans del sillonball, pero también de la vida sana. ¿Incongruente? Para nada. Ya lo decía el sabio griego “en la mitad está la virtud”. Es decir, que apostamos por nuestro ratito de sillón para ver deporte o series favoritas, pero también por esa hora o dos horas de ejercicio para estar en forma. Ahora bien, tampoco dejamos otras cuestiones de lado, como por ejemplo, una dentadura correcta.

Ya sabemos que nos gusta mucho eso de estar viendo deporte en el sillón. Y si son los triunfos de Rafa Nadal en Roland Garros nos gusta mucho más. Ahora bien, ya sabemos que no todo puede ser bueno en esto del sillonball. Por eso, aunque queremos mucho a esta práctica, tenemos que reconocer y advertir de sus posibles consecuencias. Y es que ya sabemos que el caviar está muy bueno, pero hasta si te comes diez kilos puede hacer el efecto contrario. El día tiene 24 horas, así que si estamos durante 16 viendo la televisión, va a resultar un problema gordo. Por eso te advertimos de lo que te puede ocurrir si estás todo el día en el sillón. Pero tranquilo que también te vamos a dar la solución. Según un estudio publicado en la revista PLoS One, las personas que permanecen sentadas durante muchas horas tienen un grosor reducido en el lóbulo temporal medio, la parte que desempeña un papel clave en la formación de nuevos recuerdos y la conciencia espacial.

Los hombres a partir de 45 o 50 años que llevan un estilo de vida sedentario tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades periodontales. Por el contrario, los que se hicieron las pruebas y que hacían deporte, se movían y no estaban todo el día tirados en el sillón, tenían muy pocos problemas en sus dientes. “La enfermedad periodontal se ha convertido en una de las patologías bucodentales más frecuentes hoy en día”, nos explican desde la clínica dental en Cuzco, Madrid.
Los que somos aficionados al sillonball lo hacemos por gusto. Es decir, preferimos estar viendo jugar al fútbol que practicarlo. Algo que es muy lícito. Pero desgraciadamente en esta vida que a veces se convierte en una montaña rusa, no siempre la gente lo hace por gusto. Hay muchas personas que están obligados a estar durante las 24 horas postrados en un sillón o en una cama. A ellos les queremos hoy dedicar este artículo. Sobre todo para que sepan que ahora mismo su vida puede ser mucho más llevadera que hace años.
Si te consideras un miembro más del club de Silloball, la sesión de hoy te va a gustar mucho. Y es que te vamos a dar una serie de consejos para encontrar la casa perfecta. Y es que, los que sabemos que el mando a distancia fue el mejor invento de la historia, somos conscientes de que toda facilidad que tengamos en casa para movernos, cuanto menos mejor, es bienvenida. Así que apunta porque estos consejos son palabra de vago. Y ojo, que ya lo dicen hasta los expertos que esto del sillon-ball no está nada mal, y hasta tiene sus beneficios.
Si hay una palabra que odio esa es mudanza. Es escucharla y me entran escalofríos. Un sudor frío me recorre el cuerpo. Desde las piernas a la cabeza. Y lo sé por experiencia propia. Y es que no hay nada peor que tener que hacer una mudanza. Y no lo digo por los posibles motivos sentimentales que puedas dejar atrás. Lo digo por el fastidio que es empaquetar las cajas, colocar la ropa, subir, bajar, etc. Un rollo. La verdad es que no estoy preparado ni físicamente ni mentalmente. Aunque, como todo en la vida, cuando una mudanza llega a tu vida, hay que afrontarlo.