<p>Lo primero que hay que hacer es bajar la persiana hasta abajo, en el caso de que la cuerda esté rota, lo más seguro es que esté bajada por completo. En el caso de que no sea así lo deberás hacer. Después debes abrir la tapa del cajón del registro que se situarán en la zona de arriba de la ventana. Cuando lo destapes vas a ver un tubo metálico que se llama eje, el cual está apoyado en los laterales sobre las dos ruedas de plástico o metan. En el centro del eje existen unos tirantes metálicos que son los que se encargan de unir la persiana al eje, permitiendo que se pueda enrollar sobre el mismo.</p>

Ya lo dijo el filósofo Aristóteles. “La virtud es una disposición voluntaria adquirida, que consiste en un término medio entre dos extremos malos, el uno por exceso y el otro por defecto”. O lo que es lo mismo, que todas las cosas en exceso o en carencias son malas. Los extremos son malos. Y no, no nos referimos a los partidos políticos, hoy nos referimos a nuestro deporte favorito: el silloball.