Ya sabemos que somos amantes del sillonball, pero es cierto que, como todo en la vida, los extremos no son buenos. Me refiero a que hay que saber que no es bueno estar todo el día pegado frente al televisor. Por eso, queremos hacer un repaso por las cosas que pueden pasar si no hacemos ejercicio. Ahora bien, como te decimos, tampoco te pases. Que en esta vida lo mejor es quedarse en la mitad, no hay que pasarse ni no llegar.
El ritmo de vida que llevamos y el mundo que tenemos, tan complicado, con tantos conflictos a nivel político, sociológico, familiar, medioambiental, la economía… Requiere una búsqueda de la paz y armonía interior que no es fácil de encontrar, pero que es alcanzable y muy necesaria. Y esta armonía interior tiene que ver también con la armonía en relación a personas con las que convives, con los colegas del trabajo, los vecinos de escalera, la familia y, muy importante, tu pareja. Existen herramientas que pueden ayudarte.