A día de hoy hay programas informáticos que hacen el trabajo de manera automática sin tener que preocuparnos de los fallos, algo así como estar en el sofá mientras la Thermomix cocina una deliciosa cena. Pero en el mundo empresarial la realidad supera a la ficción, y hay muchas situaciones en las que estos programas se quedan cortos.
Vivimos más preocupados que nunca acerca de todos los males que podemos padecer en nuestro cuerpo si no lo cuidamos como es debido. Las continuas campañas de televisión que alertan de todos esos males, unidas al desarrollo de Internet y a la gran cantidad de publicidad a la que estamos expuestos a través de ese medio, han posibilitado que la alerta entre muchos y muchas haya crecido de una manera bastante importante. Ahora estamos más preocupados que nunca por nuestra salud y eso solo puede traer buenas noticias.