En la sociedad actual, las personas, cada vez son más longevas, lo que unido al descenso de la natalidad, nos enfrenta a una sociedad envejecida, con nuevas necesidades e intereses, lo que nos impone nuevos retos, a fin de dar respuesta a sus demandas. España es uno de los países más envejecidos de todo el mundo con el mayor índice de población mayor de 60 años. Según los datos  del Instituto Nacional de Estadística (INE), en España hay más de ocho millones de personas mayores de 65 años, lo que supone casi un 18% del total de la población,  siendo Castilla y León, Galicia, Asturias y Aragón las comunidades autónomas más envejecidas.