Saca provecho a tu jardín

Saca provecho a tu jardín

El jardín es el punto de encuentro entre la naturaleza -espacio liberador capaz de conectar con el espíritu del ser humano- y la máxima comodidad producto de las mejoras técnicas y constructivas conquistadas por el hombre. Es además el rincón del hogar con el mayor margen de mejora en lo que respecta al incremento de la calidad de vida de la propiedad, así como su valor en el mercado inmobiliario. La introducción de nuevos equipamientos y servicios tales como piscinas prefabricadas, pérgolas de madera o cerramientos de cristal puede suponer un factor determinante en estas aspiraciones.

Este perfecto centro de reunión para los encuentros familiares y de amigos o ideal objeto de envidia del vecindario, requiere tan solo un mínimo esfuerzo de inversión y un espacio de tiempo aún menor para su consecución. En comparación con las piscinas de obra, las piscinas de poliéster y fibra de vidrio dividen entre cinco el tiempo necesario para su establecimiento, mientras que por otro lado conservan intactos los estándares de salubridad y cristalinidad del agua debido a las ventajas asépticas de su material de base. Además, la integridad de su acabado, sin junturas ni rebordes de difícil acceso, ahorra al cliente el molesto requisito de su revisión periódica. En cualquier caso, la estanqueidad del caso es óptima. Tanto es así, que su funcionalidad cuenta con garantías de reparación sorprendentemente dilatadas.

Dadas las características dúctiles, flexibles y moldeables del poliéster y la fibra de vidrio, este tipo de piscinas cuenta con varias decenas de modelos disponibles. Aparte del imprescindible estudio técnico, dejado en manos de expertos y determinado en función de las necesidades  particulares del terreno en cuanto a dimensiones y perfil geométrico de la parcela, el consumidor podrá tener además en consideración sus particulares inquietudes estéticas con el fin de potenciar al máximo la combinación de lujo y armonía en su jardín.

Pensando en la dureza del invierno, sacar provecho al jardín es también posible gracias a la opción definitiva. Déjese llevar por la tradición escandinava y apueste por la adquisición de una cálida sauna o relajantes spas domésticos. Existen en el mercado  modelos construidos en los materiales más nobles y resistentes que, tras su breve proceso de instalación, dotarán a su hogar de un nivel de confort y exclusividad jamás imaginado.

          Aparte de las piscinas, existe otra solución natural, estética y económicamente accesible para mejorar las prestaciones de su jardín. Construir un Edén en su propio domicilio es posible gracias a las estructuras de maderas, el carismático y agradable toque zen que precisa cualquier estancia.

Así, los porches y cenadores de madera son capaces de ofrecer una solución hermosa a la par que confortable para conquistar metros habitables en su vivienda sin tener que acudir a innecesarias y contaminantes obras de mampostería. Su espaciosidad y comodidad equiparan estas instalaciones a verdaderos salones de exterior, siempre en perfecta armonía con el entorno y con una óptima resistencia contra las inclemencias del tiempo gracias a la inigualable calidad de sus materiales y su tejado construido a dos o cuatro aguas.

Por su parte, las pérgolas, dotadas de una belleza y practicidad que permite emplazarlas sin problema alguno en áticos, terrazas y jardines, son útiles para ofrecer cobijo en invierno y fresca sombra en verano. Su base de granito y su alzado en madera laminada de extraordinaria durabilidad, más la posibilidad de añadir toldos o acristalamientos complementarios, la convierten en una versátil solución adaptada a todo tipo de lugares y climas.

Y como no todo es cuestión de estilo, ni de simple banalidad, estas estructuras también conservan una relevante función económica y energética: las cubiertas de madera autoportables, herramienta fundamental para el ahorro de energía de la vivienda a causa de su condición de aislante térmico. Es importante aquí que la empresa instaladora cubra todo el proceso constructivo, desde el diseño de modelos tridimensionales adaptados a las necesidades de la estructura y los gustos del consumidor, más tarde verificados y corregidos por el equipo técnico y erigidos con la mayor celeridad por sus trabajadores.

Más compactas y adorables aún son las casitas de jardín que figuran en el muestrario de la empresa: un rincón cálido y oculto para salvaguardarse de miradas indiscretas, la estancia definitiva para invitados sin anunciar, el patio de juegos de ensueño para los más pequeños.

Así mismo, no conviene descuidar tampoco el apartado de complementos y estructuras sencillas, detalles que dotan al jardín de un aire elegante y distinguido a un precio sin comparación. Las clásicas y entrañables vallas de madera o las coquetas tarimas de exterior –sin necesidad de mantenimiento por la firmeza única de sus componentes-, los delicados objetos decorativos y el mobiliario de jardín satisfarán cualquier tipo de deseo o capricho.

          A propósito de los citados cerramientos acristalados, idóneos para sacar aún mayor partido de estas estructuras a lo largo de todas las estaciones del año, hay que distinguir aquí entre tres recursos posibles:

  • Cortinas de cristal: Consiste en dos perfiles de aluminio colocados respectivamente en el techo y bien en la barandilla de la terraza o ático, bien en el suelo del mismo, las cuales sostienen una serie de placas de vidrio templado. Su gran grosor, de 10 milímetros, significa que son a prueba de golpes. En el extraño caso de sufrir un impacto descomunal, su quiebre se produciría en delgados fragmentos sin filo, es decir, sin apenas capacidad de producir heridas por corte. De inmaculada transparencia, estas clases de cerramientos de terrazas mantienen incólumes las vistas y la luminosidad de la estancia, son perfectamente abatibles, garantizan la no entrada de agentes externos y permiten su limpieza desde el interior con total seguridad.
  • Techos y cerramientos de cristal: Se adaptan a cualquier espacio y cobertura como una solución resistente, limpia y duradera, sin fallas de sistema o acabado. El aislamiento térmico y acústico que producen en inmejorable y, en el capítulo visual, disponen de una amplia gama de colores y estilos a elección del contratante. Ante la complejidad del mismo, es necesario que la empresa realice un control exhaustivo del proceso productivo íntegro y no perder de vista avales de calidad en el servicio como que el instalador cuente con las pertinentes especificaciones y requerimientos definidos por el Código Técnico de Edificación.
  • Cubiertas de piscinas: Se trata de estructuras de aluminio y policarbonato que guarecen a la piscina de la incidencia del tiempo o la contaminación del entorno, con el consiguiente ahorro en depuración y limpieza, su máximo confort y la mayor extensión de la temporada de uso. En función de las características del recinto, pueden ser cubiertas fijas, cubiertas telescópicas, de 3 o 5 ángulos,…

Soluciones accesibles, prácticas y radiantes que beneficiarán al cliente incluso desde el medio y corto plazo, ya sea por el excelente rendimiento en el hogar en materia de comodidad y estética, sea en la nada desdeñable revalorización que ejercen sobre el precio de la vivienda dentro de un mercado, el inmobiliario, aquejado de una excesiva abundancia de ofertas y una competitividad despiadada.

Deja un comentario