Quedarse en casa sin quedarse pegado al sofá es posible

Quedarse en casa sin quedarse pegado al sofá es posible

El ritmo frenético del día a día de muchos de nosotros hace que cuando llega el fin de semana, el sofá empiece a atraernos como si estuviéramos escuchando cantos de sirena. Esto es tan cierto como que el mejor plan para un día lluvioso es quedarse en la cama tapado leyendo o durmiendo.

Estoy de acuerdo con que el fin de semana es para descansar, sobre todo para aquellas personas que se pasan la semana trabajando y que cuando llega el viernes se sienten liberados de las cadenas laborales. Y también estoy de acuerdo que hay veces en las que no apetece salir de casa, pero esto no quiere decir que tengamos que tirarnos todo el fin de semana tirado en el sofá.

Hay muchas cosas que se pueden hacer en casa, y que no requieren mucho esfuerzo. Además estas tareas nos ayudarán a dejar la casa lista para la siguiente semana. Porque no hay nada como llegar a casa un lunes y ver que los platos están limpios, la comida está lista y la ropa para al día siguiente está en el armario.

Con el fin de mostraros estas tareas domésticas hemos hecho una recopilación para que vuestros fines de semana en casa sean divertidos y agradables. Aunque os animamos a que inventéis vuestras propias rutinas y las cambies de vez en cuando para ponerle un poco de sal a la vida.

Las tareas domésticas que te harán feliz

Empecemos por una de las tareas que más pereza da, pero que más resultados positivos genera, es decir, arreglar el baño. Durante la semana pasamos por el baño como si estuviéramos en una carrera, y dejamos tanto la ropa como los productos de limpieza por ahí desperdigados. Y aunque es cierto eso de que dentro del desorden hay un orden, es mejor no tener que perder el tiempo buscando.

Una vez superado el mayor escollo, podemos pasar a otro sitio que sufre mucho, nuestro cuarto. El cuarto es otro de esos lugares por el que pasamos arrollando a nuestro paso. Una manera fácil de dejarlo a punto es ponerse música cañera para dejarlo limpio y recogido. Y lo mejor de todo, no te llevará más de 20 minutos, que es algo así como 5 canciones llenas de energía.

Una vez que ya hemos hecho algunas de las tareas más perezosas, merece la pena darnos un momento para nosotros, pero sin aplastarse en el sofá. Podemos sentarnos en una mesa amplia y darle tiempo a esas ideas creativas que siempre queremos llevar a cabo pero no tenemos tiempo. Podemos dar vida a nuestras ideas eligiendo complementos y nuevas decoraciones para nuestros espacios y elementos favoritos.

Esto es muy fácil hoy en día gracias a Internet y a tiendas como HomeOlé, una empresa 100% española que nace con la intención de ofrecer un espacio donde los amantes de la decoración puedan encontrar su inspiración y conseguir los textiles que conviertan el hogar en un sitio especial. Cuentan con cojines decorativos, cortinas originales, manteles jacquard, tejidos y mucho más.

Y ahora que ya hemos gastado mucha energía, podemos sentarnos en el sofá con el Tablet o el portátil, y mirar capítulos de las series que tenemos pendientes, o ver la peli que no podías porque no tenías tiempo. Ya queda a gusto del consumidor cogerse un bol con palomitas o una copa de vino, ambos complementos perfectos para una tarde de sofá.

En conclusión, quedarse en casa es una opción viable durante el fin de semana. Pero no olvidemos que quedarse quieto no ayuda a que las cosas se hagan solas. Por eso complementar las tareas del hogar con otras actividades más divertidas nos permitirá pasar el fin de semana disfrutando de nuestra casa.