Nuestra casa, el mejor lugar para cualquier celebración

Nuestra casa, el mejor lugar para cualquier celebración

Existen muchas cosas que podemos hacer desde casa y que nos proporcionan un placer y una felicidad que pocos asuntos nos pueden facilitar. La vida en el hogar puede llegar a ser maravillosa y eso vale hasta para, incluso, los meses de calor que están a punto de llegar a nuestras calles. Y es que, como apunta el refrán, en ningún lugar se está mejor que en nuestra propia casa.

Pero, ¿cuáles son todas esas cosas que hacen que nuestra vida en casa sea tan especial y tan reconfortante? Seguro que a muchos de vosotros y de vosotras se os ocurren un buen montón de alternativas. Una de ellas es la que, constituye, sin lugar a dudas, el disfrute de la comida. Comer en casa es ese placer tan grande y tan sano que cada vez menos gente, como consecuencia directa del trabajo que posee, realiza de manera habitual.

Lo dice una institución que tiene una importancia vital para la salud como lo es Sanitas. “Consumir alimentos que nos gustan puede animarnos y hacernos sentir de mejor humor, satisfechos y relajados”, asegura la entidad en su página web oficial. Y es cierto. La comida es una de las vías de escape de las que dispone la población para olvidarse de todas sus penas y hacer de su vida algo más agradable, algo más feliz.

Los remordimientos y las penas no tienen cabida. Comer es un placer. Es evidente que hay que tener un mínimo de sentido común y no comer siempre lo mismo, o no excederse con la comida rápida. Pero comer es sinónimo de felicidad, de alegría y, en muchas ocasiones, la excusa perfecta para disfrutar de un rato con nuestros amigos y con nuestra familia. Ratos que de verdad llenan de dicha los corazones de todas las personas.

Un artículo del diario El País publicado a finales de noviembre de 2016 lanzaba la pregunta de si era peor comer por placer o por estrés. Pero, ¿por qué considerar que comer por placer o por estrés resulta algo negativo? Si se hace por placer, la persona que lo haga tendrá mayores posibilidades de ser feliz, de sentir que ha merecido la pena todo lo que ha realizado o lo que lleva realizado durante ese día. Por otra parte, si alguien come por estrés, ¿qué más da que así sea si con ello lograr reducir su ansiedad?

La mejor manera de disfrutar de una celebración

Un cumpleaños, una comunión, una graduación… cualquier celebración es buena para llevarla a cabo en casa. En España, desde que somos pequeños, nos acostumbramos a asistir a este tipo de eventos y, por supuesto, también a organizarlos en nuestra propia casa. En La Frolita han constatado que, en efecto, en España sigue siendo muy común todo este tipo de celebraciones. Lo que realmente ha cambiado en los últimos tiempos es que cada vez más familias confían en un servicio de catering para hacer de esas fiestas algo inolvidable.

El porqué es bastante sencillo y tiene que ver con la comodidad de la propia familia en un evento de tales características. Un servicio de catering sirve para mucho más que para ofrecer una determinada comida. Una inversión en él es una inversión en tranquilidad porque permite que, con su servicio, la familia esté liberada para atender a sus invitados y pueda hacerles el caso que realmente se merecen, algo que por otra parte es algo muy bien valorado y que habla mucho de la hospitalidad de los organizadores.

Un buen servicio de catering hace posible que un día destinado a ser memorable efectivamente se convierta en memorable. Normalmente, esa clase de días preocupan entre los organizadores debido a que la presión que implica la necesidad de que todo salga bien es bastante alta. Pero no tiene por qué salir nada mal si se confía en quien mejor conoce el sector y se desempeña a la perfección en eventos de este tipo.

Un servicio como el catering se está convirtiendo en uno de los recursos a los que más apelan las empresas y las familias a la hora de organizar cualquier encuentro o celebración. Y seguirá siendo muy importante de cara al futuro. Para las empresas, porque en ellos verán una oportunidad de marketing excelente. Para las familias, porque podrán disfrutar, al fin, de las celebraciones que les corresponden.