El Mejor Remedio Casero para la Caída del Cabello

El Mejor Remedio Casero para la Caída del Cabello

No sé si fue por la cantidad de veces que me había teñido el pelo, pero durante una temporada empecé a notar una considerable caída de cabello. No era, para nada, una caída normal y, aunque muchas amigas me comentaban lo habituales que son las caídas estacionales sabía que no se trataba de algo normal.

Siempre he tenido un pelo fuerte y con mucho volumen, así que al notar que me adelgazaba y perdía mi voluminosa cabellera empecé a preocuparme.

Lo cierto, es que cuando detectas un problema de caída de cabello lo primero que haces es recurrir a profesionales de estética que te dan tratamientos de ampollas para el fortalecimiento del pelo que, aunque pueden resultar algo efectivos, en mi caso no llegué a notar mucho el cambio.

Lo cierto es que probé de todo, pregunté a muchas amigas, pero, como siempre, esas recetas caseras guardadas en el baúl de los recuerdos suelen ser las más eficaces. De hecho, fue al hablarlo con mi madre que encontré una de las mejores soluciones: La Cebolla.

Sí, como lo oyes, cuál fue mi sorpresa al comprobar que algo tan simple y cotidiano como una cebolla era una de las mejores respuestas a mi problema y que, además de barato es un tratamiento muy fácil de hacer con la única contrapartida del apestoso olor que se te quedará los 30 minutos de aplicación.

Propiedades de la Cebolla para el Cabello

Muchas personas padecen de alopecia o bien el cabello no les crece o es muy fino y quebradizo. El remedio casero que he comprobado muy efectivo para estas desagradables situaciones es el jugo de cebolla.

De hecho, varios estudios científicos han demostrado que la cebolla, y más precisamente su jugo, es útil para evitar la caída del cabello, así como también otros problemas relacionados con la caspa, o infecciones por levaduras o por hongos.

Algunas investigaciones también afirman que previene el encanecimiento prematuro del cabello.

Componentes que contiene la cebolla como el azufre, que presenta en buena cantidad ayudan a mejorar la circulación sanguínea, por lo que favorece que crezcan las hebras. El azufre tiene capacidad para mejorar la producción de tejidos de colágeno necesarios para que el pelo crezca.

El cabello crece desde los folículos pilosos ubicados en el cuero cabelludo y que necesita una buena irrigación sanguínea para ser más fuertes.

También tiene propiedades antibacterianas para eliminar hongos y bacterias que viven en el cuero cabelludo y que no permiten el crecimiento normal del pelo. A su vez, el jugo de cebolla evita el adelgazamiento del cabello, le aporta fuerza y previene su rotura consiguiendo un estupendo volumen con este remedio.

Lo mejor es que es un tratamiento muy fácil de preparar. Tan solo hay que extraer el jugo de un par de cebollas y aplicarlo en el cuero cabelludo a través de unos ligeros masajes.

Para ello, puedes pelar y cortar la cebolla en rodajas, colocarla en un procesador de alimentos o licuadora. También la puedes rallar si no dispones de estos aparatos. Lo importante es que extraigas el zumo. Una vez que tengamos el jugo tan solo tenemos que aplicarlo en el cuero cabelludo, puedes hacerlo directamente con la mano o con una gasa o algodón.

Dejas que actúe durante media hora, luego lo enjuagas con agua templada y con un champú natural.

En mi caso, para que conseguir un efecto total compraba un champú especial de cebolla en Tuclubdecompras.es, uno de los mejores supermercados online con una plataforma de compra con un amplio catálogo de productos de cosmética natural, entre ellos un excepcional champú de cebolla. Se trata de un producto de última generación potenciado con extracto de cebolla con lo que era el producto perfecto para completar mi receta casera para mejorar mi cabello.

Se trata de un tratamiento que necesita un par de meses para empezar a comprobar sus resultados, pero no tardé en observar cómo con este remedio conseguía estimular el crecimiento capilar, mi pelo empezó a recobrar un aspecto brillante, más suave y con más volumen.

Es cierto que hay que aguantar el desagradable olor de la cebolla, y que es un jugo un poco pringoso, pero merece la pena derramar algunas lágrimas en cortar las rodajitas de esta fuente de azufre tan buena para nuestro pelo.