‘Las cosas que perdimos en el fuego’, un libro para disfrutar en el sofá

‘Las cosas que perdimos en el fuego’, un libro para disfrutar en el sofá

Hace muy poquito reformé mi casa en Pamplona gracias al Grupo Navitec, que está especializado en este tipo de trabajos de construcción. Me encantó lo bien que me trataron y me aconsejaron, ya que yo tenía varias peticiones. Por ejemplo, quería hacer una cocina amplia, porque me relaja mucho el cocinar, así que tener una isla y un buen espacio de trabajo era fundamental. También quería aprovechar algunas paredes de la casa para incrustar librerías, ya que esa es mi segunda gran afición. Y por último, necesitaba distribuir el salón de tal forma que el sofá quedase debajo de la ventana, para que me entrase luz natural para leer. El resultado ha sido increíble, ya que además la reforma ha sido cómoda, porque están especializados en la reforma y rehabilitación de viviendas, ofreciendo un servicio de gestión integral que permite a sus clientes contratar a una única empresa de reformas en Pamplona para que se ocupe de realizar todos los trámites de la reforma, desde la elaboración del proyecto, planos, licencias de obras, tramitación de subvenciones, etc. Increíble. En definitiva, que ahora que ya tengo mi rincón de lectura, puedo empezar a disfrutar de los libros. Hoy os traigo una recomendación: ‘Las cosas que perdimos en el fuego’, de Mariana Enríquez.

Yo llegué a este libro porque su escritora, argentina Mariana Enríquez, ha sido reconocida con el premio Ciutat de Barcelona en la categoría Literatura castellana por esta obra de cuentos. Lo cierto es que el mundo de Mariana Enríquez no tiene por qué ser el nuestro, y, sin embargo, lo termina siendo. Bastan pocas frases para pisarlo, respirarlo y no olvidarlo gracias a una viveza emocional insólita. Con la cotidianidad hecha pesadilla, el lector se despierta abatido, perturbado por historias e imágenes que jamás conseguirá sacarse de la cabeza. Las autodenominadas mujeres ardientes, que protestan contra una forma extrema de violencia doméstica que se ha vuelto viral; una estudiante que se arranca las uñas y las pestañas, y otra que intenta ayudarla; los años de apagones dictados por el gobierno durante los cuales se intoxican tres amigas que lo serán hasta que la muerte las separe; el famoso asesino en serie llamado Petiso Orejudo, que solo tenía nueve años; hikikomori, magia negra, los celos, el desamor, supersticiones rurales, edificios abandonados o encantados…

En estos once cuentos el lector se ve obligado a olvidarse de sí mismo para seguir las peripecias e investigaciones de cuerpos que desaparecen o bien reaparecen en el momento menos esperado. Ya sea una trabajadora social, una policía o un guía turístico, los protagonistas luchan por apadrinar a seres socialmente invisibles, indagando así en el peso de la culpa, la compasión, la crueldad, las dificultades de la convivencia, y en un terror tan hondo como verosímil.

Además, si os gusta este libro, gracias a la buena acogida del premiado, se ha vuelto a editar ‘Los peligros fumar en la cama’, donde nos encontramos con una niña desentierra en el jardín unos huesos que resultan no ser de un animal; la bucólica escena veraniega de unas chicas que se bañan en un paraje natural acaba convertida en un infierno de celos de inquietantes consecuencias; un mendigo despreciado siembra la desgracia en un barrio pudiente; Barcelona se transforma en un escenario perturbador, marcado por la culpa y del que es imposible escapar; una presencia fantasmal busca un sacrificio en un balneario; una chica siente una atracción fetichista por los corazones enfermos; un rockero fallecido de un modo atroz recibe un homenaje de sus fans que va más allá de lo imaginable; un chico que filma clandestinamente a parejas haciendo el amor y a mujeres con tacones altos caminando por las calles recibe una propuesta que le cambiará la vida… En los doce soberbios cuentos que componen este volumen Mariana Enríquez despliega todo un repertorio de recursos del relato clásico de terror: apariciones espectrales, brujas, sesiones de espiritismo, grutas, visiones, muertos que vuelven a la vida… Pero, lejos de proponer una mera revisitación arqueológica del género, reelabora ese material con una voz propia y radicalmente moderna. Tirando del hilo de la mejor tradición, la lleva un paso más allá, con historias que indagan en lo siniestro que se agazapa en lo cotidiano, despliegan un turbio erotismo y crean imágenes poderosísimas que dejan una huella indeleble.

Quién es Mariana Enríquez

Mariana Enriquez (Buenos Aires, 1973) es periodis­ta, subeditora del suplemento Radar del diario Pági­na/12 y docente. Ha escrito novelas, relatos de via­jes, perfiles y colecciones de cuentos. Mariana Enríquez es una de las narradoras más valientes y sorprendentes del siglo XXI, no solo de la nueva literatura argentina a cargo de escritores nacidos durante la dictadura sino de la literatura de cualquier país o lengua. Mariana Enriquez transforma géneros literarios en recursos narrativos, desde la novela negra hasta el realismo sucio, pasando por el terror, la crónica y el humor, y ahonda con dolor y belleza en las raíces, las llamas y las tinieblas de toda existencia.