La sorteo de Navidad, un evento familiar

La sorteo de Navidad, un evento familiar

Hablar de ilusión es hablar de la lotería. Se trata de uno de los asuntos estrella de cada Navidad, por ejemplo. Esta es la época fuerte de los sorteos más destacados a nivel nacional y los que más premios reparten, además de ser también los que más recaudan. Hablar de la Navidad es sinónimo de hablar del sorteo del Gordo, que marca el inicio de una de las festividades más grandes de todo el año, y del Niño, que marca el final de la misma. Entretanto, 20 días cargados de eventos familiares.

Esos 20 días son, para muchos, el momento ideal para estar con sus familias. Por el clima que existe durante el final de diciembre y el principio de enero, disfrutar de la Navidad es algo que tradicionalmente se ha hecho desde casa. De ahí que las dos loterías que caracterizan a este momento del año sean consideradas como algo muy familiar, algo muy casero. Una Navidad no lo es sin que los miembros de una familia amanezcan los días 22 de diciembre y 6 de enero pegados al televisor.

El diario ABC publicó, el año pasado, un artículo en el que destacaba algunas de las cifras que se desprenden de los sorteos de lotería del año 2017. El artículo comentaba que comenzaron a venderse décimos desde el mismísimo mes de julio, algo que todavía a día de hoy sigue sorprendiendo a propios y extraños. Pues bien, otra de las grandes curiosidades de este tipo de sorteos es que, en la actualidad, y cada vez en mayor medida, la gente se está animando a hacer la compra de su décimo a través de Internet.

Lo que está permitiendo está compra de lotería navideña online es que la gente tenga acceso a décimos de administraciones que se sitúan en puntos de España muy alejados del que vive. Tradicionalmente, cuando una persona o familia acudía, ya fuera por motivos de trabajo o de ocio, a otro lugar del país, solía (y suele todavía) adquirir un décimo de la zona. Ahora, el ecommerce hace posible que se realice este tipo de compras sin que exista la necesidad de desplazarse geográficamente.

Una tradición que no se debilita

El mero hecho de que la lotería de Navidad haya sido considerada como una verdadera tradición familiar en España permite que, en la actualidad, las cifras de participación se sigan manteniendo en unos niveles más que aceptables. El simple hecho de despertarse un 22 de diciembre o un 6 de enero y quedarse en familia desayunando en el salón, sentados en el sofá o el sillón y delante del televisor contribuye de un modo sustancial a que siga habiendo una barbaridad de gente que juegue a la lotería. Y es que ésta va mucho más allá de la ilusión o del nerviosismo. Es algo asociado a la vida en familia, a las costumbres. Esto es lo que nos han comentado desde la administración de lotería Dulcinea de Oro.

Un artículo publicado en laverdad.es incide todavía más en los elementos que enfocan a este tipo de eventos como una tradición con todas las de la ley. En ese escrito se hizo referencia a que la lotería se ha celebrado todos los años desde 1812, incluso durante los años que España estuvo dividida como causa de la Guerra Civil (1936-1939). Un elemento de este texto y que refuerza la idea de que la lotería de Navidad es una tradición que viene haciéndose fuerte con el tiempo es que, en 1959, sólo existían 8 series y que, en la actualidad, hay 180.

Lejos de debilitarse, lo que viene ocurriendo en los últimos tiempos es que la lotería de Navidad continúa presentando datos que invitan al optimismo dentro del sector. La verdad es que la combinación de factores como la ilusión y la tradición ha surtido efecto y es ahora el principal motivo que hace que se mueva tanto dinero en un evento de estas características.

De cara al futuro, parece evidente que se van a mantener varias de las cuestiones que engloban a un evento como lo es la lotería de Navidad. ¿Aumentarán las ventas vía Internet? Sí. ¿Seguirá siendo un evento de un marcado carácter familiar y del que disfrutaremos desde casa? No cabe ninguna duda. La Navidad no empieza si antes no nos hemos levantado un 22 de diciembre y nuestro televisor no ha cantado el número premiado con el Gordo.