Crédito desde el sofá de una manera sencilla gracias al empeño

Crédito desde el sofá de una manera sencilla gracias al empeño

La crisis nos lo está poniendo complicado para tener algo de dinero en efectivo. El trabajo escasea, el recurso de la lotería no suele ser muy efectivo y pedir a los amigos es algo difícil cuando todos están en una situación similar a la nuestra. Por ello están surgiendo nuevas maneras de bajar los costes de la vida y también ingeniosas formas de conseguir algo de dinero. Cada día son más populares las aplicaciones que se usan para compartir coche y así ahorrar en gasolina y peajes, así como optamos más por tirar de tupper que de los cheques de comida de las empresas si estos luego podemos utilizarlos para comprar en el supermercado, donde nos resultan bastante más rentables.

Desde este artículo os vamos a proponer hoy una nueva forma de obtener liquidez que está proliferando especialmente en la red: el empeño o el conocido como empeño exprés. Las empresas que se dedican a este tipo de actividad ofrecen diferentes formas de sacar dinero con todo tipo de propiedades, desde inmuebles hasta joyas y pasando por vehículos como los coches, las motos o incluso las embarcaciones.

empenocoches

El empeño de coches, una buena manera de conseguir liquidez.

La variedad más de moda en la actualidad es empeñar el coche sin dejar de utilizarlo. Empeño Express es una de las compañías que se dedican a esto y cuyo trámite es más cómodo y sencillo para los usuarios. A través de su página web en Internet se puede pedir presupuesto en un plazo de 24 horas o al instante incluso si se opta por llamar al número de teléfono que aparece en el mismo site.

Posteriormente, el cliente debe llevar el coche a las instalaciones de la empresa para que se pueda comprobar el estado del mismo y firmar el contrato del empeño. La documentación que hay que aportar está formada por el documento de identidad del titular, el permiso de circulación del vehículo y la ficha de características técnicas de este.

Dentro del empeño, existen cuatro modalidades diferentes. La más cómoda es el empeño sin custodia. Decimos que es cómoda porque uno empeña el vehículo y recibe el dinero, pero puede seguir disfrutando del mismo y devolver la cantidad prestada en los plazos acordados y con discreción.

Por el contrario, está el empeño con custodia, que quiere decir que tras la firma del contrato el vehículo se queda inmovilizado en las instalaciones de la compañía. Al igual que en el caso anterior, el cliente puede ir devolviéndolo según lo acordado.

Además se encuentran la opción de compra del coche, que consiste en el pago al instante del mismo y sin trámites para el cliente, y la de la gestión de venta del mismo, donde una vez firmado el contrato el cliente recibe el 60 por ciento del importe de la venta y tras venderse se lleva el 40 por ciento restante.

Pero esto que hoy os contamos como una forma sencilla de obtener dinero y seguir utilizando el coche al mismo tiempo no es la única manera de lograr liquidez. Si os fijáis, cada día cierran más tiendas de barrio para abrir más establecimientos de compra y venta de oro, tan característicos por el color amarillo de sus carteles. Y es que el empeño está aquí y ha llegado para quedarse.

 

Deja un comentario