Coleccionista de coches a escala

Coleccionista de coches a escala

Soy una amante de los coches, no tanto de motor como del vehículo en sí, y me explico. Normalmente el que dice es un aficionado a los coches o a las motos tiende a ser un aficionado al motor, es decir, que conocen todos los entresijos de los motores de las diferentes compañía, los caballos, la potencia, el tipo de combustible y todas innovaciones al respecto, pero ese no es mi caso. Yo soy una amante de la estética de los coches y por eso colecciono coches a escala y estoy enamorada de la estética BMW.

Me compré mi primer BMW de tercera mano a los 26 años y os puedo asegurar que la ilusión fue igual o mayor que si me lo hubiera comprado nuevo. Me encanta la carrocería de la mayoría de los modelos BMW, tienen una elegancia sublime sólo algunas marcas como Mercedes o Rolls Royce tienen en algunos de sus modelos y, aun así, no llegan a rozar la perfección de BMW.

Hay quien ve un Porsche Panamera y se le cae la baba, o un Lamborghini de lujo, pero yo busco la elegancia clásica, no el estilismo deportivo que usan algunos para fardar en películas tipo “Fast and Furious”.

El BMW que tengo ahora lo compré hace 3 años y lo cuido como si fuera mi hijo predilecto. Solo lo llevo a Talleres Paiz para hacer las revisiones y son los únicos que tocan las tripas de mi bombón, no me fio de nadie más, y no me importa conducir hasta Granada para que sean ellos quienes lo vean.  Lo malo es que mi economía no da para tener y cuidar a más bombones así que por eso empecé a coleccionar coches a escala. Antes tenía de todos los modelos pero aquello era una locura y decidí comprar sólo este tipo de coches a escala 1:43 en Racing Modelismo, donde son especialistas.

Mi colección a escala

Actualmente tengo una colección de 33 coches y he vendido todos los que no pertenecían a esta escala porque si no serían muchos más. Le he echado el ojo al Mercedes Benz 300 SL pero probablemente el próximo que me compre será el  Bugatti 57 C porque llevo detrás de ese modelo unos 2 años y ahora lo tienen disponible.  Es un clasicazo que ganó Le Mans en 1939 y tiene un estilo elegante y único que no puede faltar en mi vitrina de cristal. Pero mi favorito siempre sea e BMW 325i (E30) Cabriolet, de 1986, lo tengo en un lugar preferente bien a la vista de todo el que entra en mi salón.

El modelo más moderno que tengo ahora mismo a escala es un BMW de 2014 pero no es de mis favoritos porque es un Minichamps de competición, uno de esos coches de carreras de velocidad lleno de impresiones de publicidad en la chapa, lo que pasa es que me lo regalaron y lo tengo guardadito porque a mí no me va ese estilo.

Probablemente ver mis coches a escala, cuidarlos, limpiarlos y recolocarlos es mi deporte de interior. ¿Cuál es el tuyo?