¿Cómo afectan las golosinas a nuestros dientes?

¿Cómo afectan las golosinas a nuestros dientes?

Tanto a pequeños como a mayores nos encanta el dulce, las golosinas y las chuches, pero es muy importante regular la cantidad que se consumen para evitar las caries y demás problemas dentales. Muchas personas coincidirán conmigo en que no hay mejor plan para un sábado o domingo de invierno que ver una película o serie en el sofá de casa con manta, acompañada por buena compañía, un bozo de palomitas, un refresco y algún que otro dulce. Pero, no es conveniente consumirlos habitualmente, únicamente de vez en cuando. Recuerdo que de pequeña en nuestra casa sólo nos dejaban comerlos los fines de semana, un bozo de ‘chuches’ y un regaliz era la cantidad permitida en nuestra familia, y eso si nos habíamos portado bien sino ya podíamos ir olvidándonos hasta la semana que viene. Actualmente cuando paso por colegios es muy habitual ver a niños comer este tipo de productos a diario, pocos pequeños se pueden ver con un tradicional bocadillo y ya no hablemos de los que tienen una pieza de fruta en sus manos. Asimismo, si no están con dulces tienen bollería industrial (palmeras, cruasanes o napolitanas de chocolate) como almuerzo o merienda.

Un punto importante a tener en cuenta es lo que comentaba anteriormente por lo que nuestros padres sólo nos dejaban comer este tipo de comida los fines de semana o en ocasiones especiales y es que lo que produce la caries no es la cantidad, sino la frecuencia con la que se comen las golosinas y dulces basados en azúcar. Además tras consumirlos hay que realizar una higiene bucal especial para prevenir la caries, hay que lavarse los dientes y hacer un enjuague.

Además, las cantidades altas y/o exageradas de chocolate, dulce o golosinas ocasiones malestares bucales ya que las bacterias que se encuentran en la boca y la saliva los convierten en ácidos nocivos rápidamente. Además cuando las golosinas son pegajosas o duran pueden producir daños en el esmalte de las piezas dentales. Cuando la caries penetra y es profunda puede ocasionar inflamaciones y dolor intenso.

Si te has ‘pasado’ con los dulces en Clínica Dental Garriga estarán dispuestos a “echarte una mano” y cuidar tu boca. En esta clínica dental afincada en Barcelona descubrirá dos generaciones de la familia Garriga que llevan casi 50 años ganándose la confianza de sus pacientes, gracias a la pasión que sienten por nuestra profesión. Son un equipo de dentistas con una amplia experiencia, en constate evolución y que trabajan con las técnicas más eficaces y modernas en blanqueamiento dental, ortodoncia, prótesis, endodoncia o implantes dentales, entre otras. Un profesional en el que confiar tu salud e higiene bucal.

Obesidad y sedentarismo

Pero no solo hay que evitar el consumo habituado de golosinas, dulces y chuches por los problemas dentales sino por la salud general de nuestro cuerpo. El consumo continuado puede generar obesidad y subidas de peso, ya que son altamente calóricos. Hay que recordar que el azúcar puede sustituirse y encontrarse en frutas. También hay que evitar la vida sedentaria, realizar ejercicio continuado.