Fue leyendo un artículo sobre las rutinas nocturnas de diferentes personas de mucho éxito como me di cuenta de que no estaba haciendo las cosas del todo bien. Y es que desde que había decidido hacerme autónoma mis jornadas pasaban de las 12 horas al día trabajando. Muchas veces no llegaba a dormir ni cinco horas y sabía que no podía seguir así. La historia de Arianna Huffington me llamó especialmente la atención. En 2007, 2 años después de lanzar Huffington Post, Arianna Huffington colapsó en su casa una noche, después de desvelarse para completar sus tareas, cayó al suelo, se golpeó el cráneo y quedó tendida sobre un charco de sangre.
¿Has pensado alguna vez cuánto tiempo perdemos en ir a trabajar o cuánto dinero? La verdad es que el sueño de muchas personas es poder tener la oficina en casa. Primero, porque te ahorrará tiempo, y podrás disfrutar de tu familia. Segundo porque te vas a ahorrar dinero de alquileres y de transporte para ir a tu puesto de trabajo. Pues bien, ha surgido en los últimos tiempos la fórmula de la oficina virtual, que cumple el deseo de cualquier amante del sillonball. Y es que vas a poder trabajar viendo la final de Rafa Nadal en Roland Garros.