“Como en casa no se está en ningún otro sitio”. ¿Quién no ha dicho estas palabras nada más pisar su casa tras un largo y ajetreado viaje? En este blog proponemos planes para disfrutar al máximo la experiencia del hogar. Pero qué mayor experiencia que la de envejecer en las mejores condiciones y hacerlo de la misma forma que lo habríamos hecho en nuestro sillón de toda la vida. Ese es uno de los pilares básicos del denominado envejecimiento activo, filosofía que consiste en no dejar que nuestro otoño signifique la reducción del ritmo de vida y la renuncia al aprendizaje y el juego. Los servicios geriátricos Acomodare basan toda su propuesta en esta idea. Porque tras un largo viaje