Muchas veces nos quejamos de no encontrar ya sitio donde guardar tanto trasto, o de lo lleno que se ve todo. Aunque parezca lo contrario, la solución para ganar espacio en casa no se limita a mudarse a una casa más grande, sino a saber aprovechar los espacios y sacarles el máximo rendimiento.

En una ciudad como Madrid, en la que los alquileres y la compra-venta de pisos resulta bastante cara, la tendencia es vivir en espacios cada vez más reducidos o en pisos compartidos. Si tenemos la suerte de poder vivir solos o con nuestra familia en una vivienda en propiedad, podemos introducir algunas modificaciones que despejarán mucho la casa.

Si donde deseamos ganar espacio es en la cocina

Aquí no creemos en el no money, no party. Si bien la escasez de presupuesto limita verdaderamente las posibilidades, una fiesta se puede organizar y llevar a cabo con cuatro duros. Es más, puedes saltarte las tradiciones y convertirte en el más trendy con cambios baratos que no se disculpen en que tu economía se ha vuelto low cost. ¡Y más aún tratándose de Nochevieja!

El banquete es el principal causante de que las cuentas no salgan, ya que estamos obsesionados por convertir la mesa en una marisquería aun viviendo en Toledo. Si el marisco está caro –que lo está, a no ser que vivas en las Rías Altas- piensa o busca en Internet